Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Omar REQUENA

Omar REQUENA

  

Omar REQUENA nació en Caracas en 1972. Vive actualmente en Ocumare del Tuy, la primera capital estatal mirandina. Cursó estudios de Derecho y Artes Visuales en la misma ciudad. Actualmente inicia el segundo semestre de Comunicación Social en la U.B.V. (Universidad Bolivariana de Venezuela) Tiene inéditos un poemario y una colección de piezas breves para teatro. Trabaja actualmente en su primer libro de relatos.

E-mail : omarrequena@yahoo.es     

**

LOS BUENOS OFICIOS 

« ¡Oh, mediocritas!» PìoGil   

*

01 

A despecho de una belleza pobre… talento, capacidad e inteligencia. He sabido moverme. No podía esperarse menos de esta hija de cesteiros galegos. Mis padres hicieron suyo este rincón tuyero a fuerza de labor y un cariño que tomé yo por enseñanza y heredad; me toca el perpetuarlo en mis hijos, en mis nietos, para que arraigue y jamás se pierda. Mas ahora cuando el pueblo da señas de diluirse en otros tiempos. Así parece, camarita, pero no me preocupa demasiado; no creo irreparable tanto estropicio. Para nada debemos perder la fe. Ocumare sabe ser bueno con quienes lo aman a viva voz. Aquellos que siempre están dispuestos al gesto apasionado de la pertenencia son recompensados con esa tranquilidad de pueblo quedado en el sueño, como debió ser antes del primer grito humano, mucho antes inclusive de los propios Quiriquires u “hombres de hombres”. Esa quietud, ese verde que te inunda el ánimo, lo reconozco, es privilegio de unos pocos escogidos.   

*

02 

Amurallada en mi casa te lo puedo decir: a este Ocumare lo levantamos nosotros, desde abajo, con tesón incuestionable. Un trabajo de base. Nuestra leal militancia, hoy invisible, que por entonces llenaba plazas y calles; la tolda política verdaderamente popular, democrática. Legitimados por un liderazgo recio, valiente, que sobrellevó penurias y clandestinidad. “Tíos cojonudos”, solía decir papá. Como no enamorarme entonces de la lucha social; esa fuerza bullía en mis genes desde siempre y me enganché con ellos. Si duré poco en la juventud del partido, pasando en un tris a mayores responsabilidades, no fue por alimentar un ego político que recién rompía el cascarón, no… la misión, el norte, era servir al otro, apuntalando un proceso. Refúndanlo un país.Qué pena que mis palabras te suenen a cliché, camarita.   

*

03 

Esos muchachitos que ves por ahí, dando lecos por el gobierno; esa gente que recién ahora te habla de “neoliberalismo” y encuentra reaccionarios hasta en la sopa, descubrieron el agua tibia hace dos minutos. Y, créeme, se están ahogando en ella. La Revolución es una larga lucha, es acción sostenida, es vida, como dijo el doctor Piñerùa Ordaz. Hombre serio, honesto. De haber sido presidente alguna vez no le harían tanta burla los exquisitos, los que se pasan de inteligentes. Yo, le conocí en persona y puedo dar fe de su integridad. ¿O no es genial eso de “La Universidad de la Vida”?  ¿No tiene acaso su profundidad filosófica?  

*

04 

Insisto: Ocumare somos nosotros, pioneros y padres de la criatura. En mis tiempos organicé reuniones; hasta me escondí de la Seguridad Nacional. ¡Hombre, si es que un mártir como Leonardo Ruiz Pineda, solo pudo estar unido a nosotros! ¿Ah, que por sus muchas actividades terminó de cornudo, que dicen por ahí que el propio partido lo asesino por la espalda, y no los funcionarios de Pedro Estrada? Esos son chismes de esbirros, camarita, no se crea todo lo que en sus libros lee. La derecha suele soltar esas “conchitas de mango” históricas, para que usted mismo resbale y se pegue solito. A ver… ¿quién es ese Argenis Rodríguez que citas y citas, dónde está su obra? ¿Más de veinte libros? ¿Ah, fue guerrillero? Con razón. No es extraño que haya retratado tan crudamente nuestra contemporaneidad política. ¿Con cuál bando está cuadrado ahora el señor ése? ¿Independiente, socialista?  Caramba, no lo sabía. Igual es una pena el que se haya matado años atrás.   

*

05 

Cierto, fui asesora de Manuel Garcès durante su gestión municipal. Un cargo que me gané por capacidad. También hice mis pinitos con eso tan cacareado ahora de “la contraloría social”. Ya ves que esa gente solo retoma y desempolva iniciativas suspendidas en el limbo de la letra muerta, esa que es linda para discursos y consignas. Ok, ok… sé bien que nos divorciamos de las bases; al olvidarnos de la gente que nos mantenía en el poder, firmamos nuestra sentencia. Pero no morimos: hay cantidad de cadáveres todavía en sus dos patas, figurando por ahí. ¿Que no lo crees?   

*

06 

No me quieren porque proclamo la plena vigencia de la democracia representativa; lo conveniente que es para unos cuantos “revolucionarios” poderosos. Pasará mucha agua bajo el puente antes de lograr una verdadera soberanía popular. No me pasan porque acostumbro a decir lo que pienso, y a decir la verdad. Me han echado de cada partido nuevo por saber quién es quién en mi Ocumare (sí, porque es mío, solo mío) así digan que yo fui amante de Manuel Garcès y me enriquecí a fuerza de propiedades, que malversé fondos públicos. Ninguno de esos buitres que me acusan puede probar nada.   

*

07 

Yo camino de mano de mis nietos por el pueblo, orgullosos y altivos, sabiendo que soy señalada en cualquier esquina. Hay mujeres que hasta se espantan de verme: ayer no más militaban en el partido. Lo que saben me lo deben. Hoy, reniegan y se tiñen el alma y la conciencia de otro color, avergonzadas de su escuela vital. Hipócritas. Sinvergüenzas.   

*

08 

Pero creo en el país. Leo a Bolívar, nuestro padre y primera víctima. Mira que esta tierra es implacable con quienes le sirven desprendidamente; se alimenta de ese amor y luego arroja el carapacho inútil, vacío. Quedas para olvido o la historia, que viene a ser lo mismo.  Solo el Bolívar que asume poderes dictatoriales en sus últimos años pudo hacer algo decente por Venezuela. Como también cierto Rómulo Betancourt de 1945. Opinión estrictamente personal.   

*

09 

¿El comandante-presidente hará otro tanto, movido por las circunstancias? Pues mira, hay una nueva oligarquía que busca acapararlo todo; lo comentamos con preocupación creciente en la junta militar civil. Planificamos acciones y estrategias urgentes. Estamos con el presidente, no con su entorno. Sabemos que es revolucionario hasta la médula. Debemos salvar el proceso de fariseos y advenedizos, que pululan por doquier.   

*

10 

No abjuro de mi pasado político, entiende. Únicamente he sabido moverme. Mujer hermosa no fui, pero sí codiciada por mi habilidad e inteligencia. Salgo poco de casa y nunca falta un plato de comida caliente en mi mesa. Ello, sin mendigarle a nadie.  

*

11 

¿Quieres trabajar? Pues asiste a las reuniones del Frente. Eso sí, discreción total –guarda esos papeles y notas- y compromiso absoluto con la causa, el verdadero proceso. ¿Te atreves? O puedes acercarte a la Alcaldía, llevando contigo esta sugerencia: grita que eres cualquier vaina, menos revolucionario; a lo mejor y hasta te hacen caso, por qué no. En ese lugar queda al pelo aquello de “ya nada es lo mismo, todo sigue igual”. 

*

Ilustración: Steve Adamshttp://adamsillustration.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Satan -

Este tio es pura mamada de culito
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres