Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Ennio MENA

Ennio MENA

.

"Miss Liberty" cumple 120 años 

.

El próximo sábado 28, la ´Estatua de la Libertad´ festejará un año más de haber sido develada. Para celebrarlo, se permitirá recorrer el museo montado en su enorme pedestal 

.

Para los visitantes de Nueva York, el sábado 28 de octubre será una fecha única: tendrán la oportunidad de llegar hasta la isla Liberty, recorrer el museo que está instalado en el enorme pedestal de la Estatua de la Libertad, así como el parque que rodea a la gran dama de la antorcha en la mano, símbolo indiscutible no sólo de la ciudad de los rascacielos, sino de Estados Unidos en general.

Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, fueron suspendidas las visitas a la isla. De modo que habrá que hacerle una el día en que Miss Liberty -como se le llama popularmente- cumple 120 años de "alumbrar" no sólo a quienes arriban a Nueva York por mar sino, por extensión, a todos los amantes de la libertad.

.

Dieciséis años de perseverancia

Obra del escultor realista francés Frédéric-Auguste Bartholdi, la historia de la célebre estatua está llena de hechos curiosos, comenzando por la manera como fue concebida.

En 1870, tras una visita a Estados Unidos y un recorrido por la bahía de Nueva York, a Bartholdi -entonces de 36 años- le surgió la idea de levantar una estatua monumental para conmemorar, en 1876, el primer centenario de la Declaración de Independencia de aquel país y que diera la bienvenida a todo pasajero que llegara al puerto de Nueva York.

Sin demora, el artista diseñó una maqueta a escala, tanto de la estatua como de su entorno. Sin embargo, debido a muchas vicisitudes, pasaron 16 años para volverla realidad. En ese lapso, Frédéric-Auguste hizo gala de su paciencia y persuasión.

Por principio, fue necesario interesar y convencer al gobierno francés de que permitiera crear la escultura en su territorio, que autorizara una colecta pública para obtener el dinero y que, luego, la estatua fuera donada al pueblo estadounidense.

Asimismo, fue indispensable conseguir que el gobierno de Estados Unidos aceptara recibirla, cediese un terreno apropiado para colocarla y que construyera, a su costa, la base de soporte o pedestal.

Luego, hubo que vencer obstáculos técnicos y logísticos que se presentaron durante el proceso de su tallado, montaje y desmontaje, su traslado marítimo hasta la bahía neoyorquina, la construcción de su pedestal, y la colocación sobre éste.

Como la estatua no estaría lista para la fecha inicialmente deseada, el 4 de julio de 1876, Bartholdi no desperdició la ocasión: mandó, por barco, la gigantesca mano levantando la enorme antorcha a la Feria Internacional de Filadelfia, con la que se festejó oficialmente el bicentenario de la independencia estadounidense. El asombro causado ayudó a que los fondos fluyeran en mayor caudal y con mayor frecuencia.

Por fin, el 28 de octubre de 1886 -110 años después de la Declaración de Independencia de Estados Unidos- se develó el colosal monumento que consta, en la actualidad, de tres secciones: la estatua propiamente dicha, la base y el pedestal.

.

Un coloso de 93 metros

En total, la altura del conjunto es de 93 metros (sólo la estatua mide casi la mitad, 46 metros, y pesa 225 toneladas; la cabeza mide cinco metros).

Llamada por su autor la "Libertad que ilumina al mundo", la estatua ocupo su lugar en la isla de la Libertad (nombre propuesto por el propio Bartholdi), en la bahía de Nueva York, a poco más de dos kilómetros del extremo sur de la isla de Manhattan.

Está forrada con láminas de cobre, de 35 centímetros de espesor, montadas sobre un esqueleto de acero que fue ideado y realizado por Gustave Eiffel, el famoso creador de la torre que lleva su nombre y que es un símbolo indiscutible de París.

La estatua representa a una mujer cubierta (se asegura que la madre de Bartholdi sirvió de modelo) con una vestimenta regia y coronada con una tiara de siete puntas, que representa los siete mares o continentes. Bajo la planta de uno de sus pies, y pisándola, está rota una cadena que simboliza la ruptura de la esclavitud y, en consecuencia, el goce de la libertad.

Con su brazo derecho, eleva la antorcha, mientras que con el izquierdo sostiene el acta de independencia con la leyenda: "July IV, MDCCLXXVI", fecha en que Estados Unidos declaró su independencia de Inglaterra.

En el cavernoso interior de su obra, Bartholdi colocó una escalera -de 394 escalones- que permite el acceso hasta el piso de la corona y de la antorcha, donde se tiene una vista sin igual de la Babel de Hierro y sus rascacielos. (En la actualidad, por razones de seguridad, dicha escalera es utilizada únicamente por el personal de mantenimiento y limpieza).

Por su histórica importancia, la estatua fue declarada por la UNESCO, en 1984, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Como consecuencia de ello, fue sometida a una restauración que duró casi ocho años y que le dio su apariencia actual al monumento. Por cierto, hubo necesidad de sustituir el brazo con la antorcha, porque el original estaba ya muy derruido.  

.

"Miss Liberty" en poesía 

"EL NUEVO COLOSO" de Emma LAZARUS


No como el gigante de bronce de la fama griega
De conquistadores miembros a horcajadas de tierra a tierra;
Aquí en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar, se yergue
Una poderosa mujer con una antorcha, cuya llama
Es el relámpago aprisionado, y su nombre,
Madre de los exiliados. Desde su mano de faro
Brilla la bienvenida para todo el mundo; sus apacibles ojos dominan
El puerto de aéreos puentes que enmarcan las ciudades gemelas,
"¡Guarden, antiguas tierras, su pompa legendaria!" grita ella
Con silenciosos labios. "Dame tus cansadas, tus pobres,
Tus hacinadas multitudes anhelantes de respirar en libertad,
El desdichado desecho de tu rebosante playa,
Envía a estos, los desamparados que botó la ola, a mí
¡Yo alzo mi lámpara detrás de la puerta dorada!"
  

.

BRILLA Y BRILLA UNA LUZ...Por Alejandro LAVQUEN 

Brilla y brilla una luz en el umbral del tiempo.

Junto a la luz  una campana va y viene, ilógica y silenciosa.

Es noche en el planeta.

Es noche en toda música.

Es noche en el semblante de una estatua.

Es noche en los senos de la luna.

Es noche en tu voz, amada.

Es noche en el lenguaje.

(Hay extraños adjetivos en mi boca)

Es noche en la fertilidad de los sexos.

Es noche en la muerte,

que pasea desnuda frente a mi puerta.  

.

A la estatua de Libertad que ilumina al mundo de Kostas Karyotakis


Libertad, Libertad, rompe, muerde
los cielos tu diadema. La luz tuya
ciega a tu pueblo sin quemar.
Mariposas doradas los Americanos, tarde
calculan cuantos dólares vale
hoy tu metal tan supersubstancial.

Libertad, libertad, te van a comprar
mercantes y consorcios y judíos.
Muchas son las deudas contra la ley
en nuestro siglo, muchos los pecados que encontrarán
las generaciones, cuando te van a comparar
con el retrato de Dorian Gray.

Libertad, Libertad, te añoran
bosques lejanos, jardines arruinados,
Los hombres que reconocen apocados
la pena como galardón del combate y trabajan
y viviendo su vida siguen,
muertos que la sanción les hace falta en sus cados.
1927 
  

.

A consultar:

http://sefarad.realroot.com/lm/059/html/page4.html

http://www.letrasdechile.cl/modules.php?name=News&file=article&sid=1341

http://www.ucm.es/info/especulo/numero23/kostas.html  

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres