Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Oscar PORTELA

Oscar PORTELA

 

Oscar Portela, nacido en la provincia de Corrientes (República Argentina) el 5/13/50, es considerado hoy por las más importantes voces de la literatura de su país, como una de las más potentes voces de la poesía y el pensamiento latinoamericano. Administrador Cultural, ha ocupado importantes funciones en su provincia y ha integrado por dos periodos consecutivos la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina, presidente de la misma entidad en su Provincia, Director de revistas como Tiempo y Signos, entre otras, es y a sido Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes. Doce títulos de su obra poética editadas (Senderos en el Bosque, Los Nuevos Asilos, Memorial de Corrientes, La Memoria de Láquesis, etc), y obras ensayísticas en las que se ocupa preferentemente del pensamiento filosófico contemporáneo, (Nietzsche sonámbulo del día), le han valido la consideración de importantes pensadores de su país.  

Ha publicado en España, México, Venezuela, Paraguay, y casi todos los medios de prensa de la Argentina y dictado conferencias en España, Paraguay y provincias Argentinas. Asimismo es especialista en critica e historia del cine y es autor de letras de obras musicales en su mayoría inéditas. 

.

E-mail : portelao@hotmail.com
Página personal : http://www.universoportela.com.ar/
Otra : http://www.arrakis.es/~joldan/oportela.htm   

.   

Fragilidad

dedicado a Sabinne.

por Oscar Portela



Eres el Ángel. Estas aquí, encarnado.
Junto a mí. Eres mi abismo.
La frágil belleza que lo destruye
Todo. Tus manos no son Manos.
Son las Ligeras Alas que el viento
Agita sobre la tierra árida
Desposada a mí llanto.
Si lo supieras,  ese saber también podría
Destruirme. Ni un instante siquiera
Podría soportarlo. Es el ámbito
Donde el abismo busca el Éter y ambos
Sellan un  nuevo pacto.
Mi corazón estalla. ¿Como un mortal
Podría soportarlo? Encegueciéndose.
Pero en tinieblas veo estremecerse
Todo lo que a tu paso siente
La presencia del Ángel.
Imposible fue y será soportar la
Medida deste infinito que sopla aquí

A mi lado. Insomnio Eres Tú.
Deja que éste mortal consuma
Sus temores violáceos y vuelque sus
Cenizas en honor de tus Alas.



Oscar Portela/ noviembre 10 del 2006-11-10

Ilustración: Salvador DALI

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Joanquin. E. Meabe -

OSCAR PORTELA, EL POETA Y LA AGENDA DEL FILOSOFO

por Joaquín E. Meabe


Como la vida es corta, uno debe elegir las lecturas de acuerdo a un cierto rango de relevancia de lo que se ofrece. Ese es por lo general el problema del filósofo genuino; del todo diferente al erudito.


Y, por cierto, todas las selecciones ofrecen reparos porque resulta inevitable omitir autores imprescindibles en cada selección. Y tampoco hay tiempo para todo. Por eso cualquier preferencia deja un saldo en la cuenta del lector inteligente.

Para un estudioso de la filosofía (de la genuina filosofía y no de la erudición) una primera selección debería ser simple y directa: Homero, Parménides, Esquilo, Sófocles, Eurípides, Platón, Aristóteles, el Fragmenteder Vorsokratiker de Diels (para los presocráticos), la Biblia en la Vulgata de San Jerónimo, San Agustín, Santo Tomás, Cervantes, Shakespeare, Descartes, Kant, Nietzsche, Kafka, Arlt, Marechal.

¿Hay otros más importantes, desde otro punto de vista ? Por cierto que sí. Pero, el que así lo crea que haga su propia experiencia. Por su parte Kant sólo tenía setecientos libros en su biblioteca y, al parecer, le resultaron suficientes.

Pero esa primera selección, tan importante de por sí, parece haber pasado por alto a los poetas y en particular a los poetas modernos. ¿Puede uno prescindir de ellos? Desde luego que no. Y esta tampoco es una cuestión de expertos, aunque no cabe duda de que son escasos los poetas filósofos en el mundo moderno, sesgado hacia la instrumentalidad, el oficio entretenido y el predominio de lo sensible.

En ese horizonte de precariedad creativa hay algunos autores que no deberían quedar fuera de nuestra agenda, como Hölderlin. Y en este cul de sac de Occidente, cabe preguntar si hay alguno que pueda acompañarnos con nuestro propio idioma. La sorpresa en nuestro estérésico horizonte es, sin embargo, notable. Yo al menos encuentro dos poetas en los que se percibe esa impronta filosófica que ayuda a pensar: Francisco Madariaga y Oscar Portela.

Notable generosidad de una cultura como la nuestra, edificada en el margen extremo de Occidente, que cuenta con más de un poeta-filósofo. ¿Será eso el resultado del pathos; del límite que reclama urgentes respuestas a los que están en los umbrales de la nada?

No es fácil contestar esto, pero creo que ambos, Madariaga y Portela, ofrecen en su obra una original, inteligente e inusual respuesta que vale la pena agendar.


Dr. Joaquín Meabe
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres