Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Museo Thyssen-Bornemisza : SARGENT / SOROLLA

Museo Thyssen-Bornemisza : SARGENT / SOROLLA

 . 

Naturalistas Impresionistas, jamás

Por Maite Armendáriz Azcárate 

.

Más de un centenar de obras de estos maestros de la pintura se presentan en el Museo Thyssen-Bornemisza y en Fundación Caja Madrid hasta el 12 de febrero. La muestra viajará a Francia, donde podrá visitarse en el Petit Palais de París hasta el 13 de mayo de 2007.Presentadas como dos biografías en paralelo, la selección ilumina las coincidencias que existen en la creación de ambos artistas y de paso aclara una fase mal comprendida del desarrollo de la pintura moderna.  

.

"Ambos amaron la pintura apasionadamente y sus gustos se inclinaban en buena medida por los mismos artistas del pasado. Aunque sus maneras de pintar eran diferentes, sus modos de concebir la pintura eran parecidas", asegura el comisario de esta muestra, TomÀs Llorens. Su objetivo al montarla es reivindicar, iluminar la obra del norteamericano John Singer Sargent (1856-1925) y del español Joaquín Sorolla (1863-1923; dos grandes de la pintura mundial que si bien gozaron de éxito y vivieron cómodamente del fruto de su trabajo fueron luego injustamente catalogados. Porque "tras el cataclismo de las dos guerras mundiales, la cultura del siglo XX había evolucionado destruyendo la historia cultural de su pasado próximo", asegura Llorens: "El relato se escribió desde la tesis del triunfo de las vanguardias marginales de comienzos de siglo". Explica que los artistas no vanguardistas, como Sorolla y Sargent, fueron interpretados por medio de descriptores imprecisos, como el de "luminismo", etiquetas acuñadas bajo la influencia del modelo histórico dominante.

.
Robert Rosenblum, catedrático de Bellas Artes de la Universidad de Nueva York, concuerda que ha llegado el momento de Sorolla y Sargent, en su opinión los resultados de esta exposición exigirán revisar una parte importante de la historia del arte.

.
Contemporáneos en su producción artística aunque muy diferentes por su nacimiento, educación y personalidad les une el conocimiento mutuo de su obra, por la que ambos manifestaron su reconocimiento y admiración. Sin ir más lejos uno de los pequeños bocetos al óleo de la serie "Triste herencia", marina en la que la luz tornasolada se refleja en el mar, el cielo y las carnes, lleva la siguiente inscripción: "Al pintor Sargent/ J. Sorolla y Bastida 1903".
 

.
Maestros de luz y color

.
Tal vez porque a ambos les une el interés por los efectos de la luz y del color han sido calificados como impresionistas y aunque fueron sutiles conocedores de la poética y hallazgos de este movimiento, su formación se mantuvo al margen de éste. En ellos no hay propiamente un deseo revisionista. Aspiraron a hacer algo duradero a consolidar la permanencia de lo fugaz. Más que impresionistas siguieron la gran tradición e ideales de la pintura europea de los siglos XVII y XVIII.

.
La asociación entre sensibilidad, franqueza y libertad había sido fomentada por los impresionistas, explica el experto español Carlos Reyero, pero formaba parte de una tradición europea que siempre se había fascinado por la soltura en el trazo, "
una tradición que recorre el arte desde Van Dyck a Gainsborough, pasando por Velázquez, en cuyos ideales se habían formado tanto Sargent como Sorolla".

.
Las 113 obras reunidas en esta exposición proceden de más de 50 prestadores diferentes, tanto museos como colecciones particulares de todo el mundo. Entre las que prestaron más cuadros se encuentra el Museo Sorolla de Madrid, el Museum of Fine Arts de Boston y la Hispanic Society de Nueva York, así como el Metropolitan de Nueva York, la Tate, el Victoria & Albert Museum y la National Gallery Portrait de Londres, también llegaron desde los museos D'Orsay y Petit Palais de París.

.

Incomprendidos

.
Sargent, hijo de norteamericano pero nacido en Florencia, como el valenciano Sorolla se proponen hacer una pintura moderna, pero personal. Se inclinaron por tres tipos de temas: la pintura de género, el retrato y los encargos decorativos, sabían que estos estilos tradicionales ya no eran tan bien vistos por algunos de sus pares pero era tal su virtuosismo que trabajaron con entusiasmo en este campo en los que por lo demás cosecharon un seguro pasar.

.
Si el retrato fue la tónica más lograda en el caso de Sargent, la pintura de género, es el tópico favorito de Sorolla. Jugaba con él, imbuyéndole unas veces de un riguroso realismo y otras de un lirismo que alcanza la inmediatez de un diario pintado.

.
La exposición se encarga de demostrar que, como ocurrió con Monet, en el caso de Sargent y de Sorolla fue durante los últimos doce o quince años de sus vidas cuando su obra alcanza la culminación de pasión y excelencia pictóricas por la que debería ser finalmente recordada.
 

.

Biografías pintadas

.
Los diferentes tópicos que unen las dos biografías quedan claro a lo largo del recorrido por las diversas salas del imponente Museo Thyssen-Bornemisza, ubicado en Paseo del Prado, en el corazón de Madrid. Las primeras salas muestran por separado los comienzos de ambos artistas. De Sargent se selecciona un conjunto de lienzos de pequeño formato y carácter íntimo. Aquí se ven retratos de Madame Gautreau brindando (1882-83) o Robert Louis Stevenson y su mujer (1885). En cambio las de Sorolla son obras de gran formato, dirigidas a los Salones españoles, dentro del movimiento de denuncia social que atraviesa la pintura de ese país hacia finales del siglo XIX. De este primer lote destaca las escenas costumbristas marineras como "La vuelta de la pesca" (1894) ó "¡Aun dicen que el pescado es caro!" (1894), en las que su valorado tratamiento de las luces del ocaso y tintas oscuras dramatizan la composición.

.
En las salas siguientes las obras de uno y otro, como los retratos de grupo y la pintura de figuras de sus últimos años, van jugando con las miradas del visitante.

Están las que pintó Sargent en España tal como "Patio de los Leones de La Alhambra" (1879) o "El baile español" (1879-80). Y también sus venecianas tempranas donde se centra en la representación de la luz, de los espacios interiores y de la vida íntima de la ciudad del agua.

.
Infaltables son a esta altura las escenas playeras de Sorolla. Como se sabe, el valenciano desde que nace juega en las orillas del Mediterráneo y su pincel evoca las escenas familiares salpicadas de mar.

Los retratos de Sargent ponen de manifiesto su facilidad de situarse entre lo antiguo y lo moderno. En poco tiempo este artista se convierte en el retratista más mimado de la alta sociedad británica y norteamericana: magnates como Rockefeller o Vanderbilt, presidentes como Theodore Roosevelt, intelectuales como Robert Louis Stevenson o Henry James son fielemente captados por su paleta. En tanto, los retratos individuales de Sorolla penetran en lo psicológico, recogiendo tal vez lo más expresivo y lo más sincero del modelo.

.
La exposición continúa en las salas de la Fundación Caja Madrid. En ese edificio de la Plaza de San Martín la visita se inicia por los retratos de grupo y de aparato donde queda de manifiesto la admiración que Sargent y Sorolla prestaban a las obras de Rubens, Van Dyck y sobre todo a Velázquez. Su asombro común por Las Meninas es el vínculo más claro entre ambos artistas en este tipo de obra.

.
Enseguida se revisan los proyectos para grandes instituciones que ambos maestros dejaron para la historia. Sin duda la tarea más ambiciosa en este ámbito de Sargent son los murales que pintó para la Biblioteca de Boston. En tanto ocho años de intenso trabajo le significó a Sorolla emprender los Proyectos para la Hispanic Society (.1911-1918), encargados por el mecenas estadounidense Archer Milton Huntington.

En las últimas salas sobresale la armonía entre figura y paisaje como lo grafica las "muchachas vestidas de blanco" de Sargent y la "La Siesta" de Sorolla. Entre los apuntes de viaje se descubren las acuarelas que el norteamericano pinta a partir de 1903. El recorrido se extiende entre las ciudades del Mediterráneo u Oriente Próximo, Corfú, Constantinopla, Jerusalén ó Líbano.

.
Pero si de jardines se trata, Sorolla es el que mejor los recrea. Como en toda su creación parece que el tiempo se hubiera detenido, sobre todo en los jardines hispano-arábes de Andalucía.

.

A consultar : 

http://www.museothyssen.org/thyssen_ing/home.html

http://en.wikipedia.org/wiki/John_Singer_Sargent 

http://jssgallery.org/

http://es.wikipedia.org/wiki/Joaqu%C3%ADn_Sorolla

http://www.epdlp.com/pintor.php?id=376

.

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres