Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Gustavo MORALES

Gustavo MORALES

 

Bukowski: La Inspiración No Llega Sola

Por Gustavo Morales

.

La vida de Charles Bukowski no fue un cuento de hadas. Como él mismo lo describió en Ham on Rye, sabía muy bien lo que era un banco de parque y el sonido de los dedos de un casero golpeando a su puerta. Bukowski, reconoció su vocación temprano en su vida, pero no hubiera sido sino otro vagabundo más en California de no haber buscado la ayuda de los que la habían experimentado antes.   

.

Charles Bukowski, uno de los más importantes escritores que ha parido Norteamérica, era alemán. Nació en Andernach, Alemania, en 1920. En 1922 emigró con sus padres a Los Ángeles, donde vivió hasta morir.

Desde niño su vida estuvo marcada por la miseria personal y económica. Tuvo constantes enfrentamientos con su padre y desavenencias con su madre, quienes fueron protagonistas de episodios de violencia doméstica gracias a la depresión económica y el rechazo hacia los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Para colmo de males, una terrible infección de acné le llenó de cicatrices de pies a cabeza por el resto de su vida, condenándolo sin remedio a la soledad.

Y fue la soledad la que nos dio a Bukowski. Bukowski da sus primeros pasos en la escritura, escribiendo fantasías evasivas desde la oscuridad de su cuarto, (su padre le obligaba a apagar la luz a las nueve), y fueron estos primeros cuentos los que le llevaron a experimentar con la lectura.

.

Aunque sus primeros cuentos no sobreviven, de seguro no tenían el estilo en primera persona que más tarde le caracterizaría. En la biblioteca pública leyó hasta cansarse sin ver mucho de su interés. Con una vida tan mísera como la que llevaba, qué interés podía encontrar en la fortuna u opinión de otros.

.

"Cogía de las estanterías un libro tras otro. ¿Por qué nadie decía nada? ¿Por qué no alzaba nadie la voz por encima de la de los demás?" escribiría Bukowski. "Pero cierto día cogí un libro, lo abrí y se produjo un descubrimiento. Pasé unos minutos hojeándolo. Y entonces, a semejanza del hombre que ha encontrado oro en los basureros municipales, me llevé el libro a una mesa...Tendría una influencia vitalicia en mis propios libros."

.

Este libro era Pregúntale al Polvo, de un escritor desconocido, cuya obra no había hecho sino agarrar lo que sugería el título. Pero al leerlo Bukowski sintió una revelación, definitivamente sin intención, que finalmente le llevó a dedicarse a lo que quería, ciegamente, con pasión y con una honestidad que muy rara vez, si acaso alguna, se ha visto en la literatura mundial.

.

Bukowski adoptaría este estilo de Fante, y lo recordaría siempre como un favor personal. Como el favor de quien presta dinero sin esperar que lo devuelvan.

Pero el estilo no fue el favor que Fante le hizo a Bukowski. Bukowski le debe a Fante el valor para seguir sus instintos. Para hacer lo que quería hacer, sin detenerse a analizar. Vivir la vida como si esta fuera un estorbo que interrumpe lo que somos, en el caso de Bukowski, un escritor.

Mucha de la obra de Bukowski se perdió en el tiempo. No hay manera de calcular cuánto de ella envió a editores que jamás le darían respuesta ni le devolverían sus escritos. Los americanos no entenderían su escritura hasta mucho después de ser adorado en Europa, donde se convirtió en un autor de culto, mientras dormía en un hotel de mala muerte en Los Ángeles.Así se pasó la vida, entre su afición a las carreras de caballos, trabajos de tercera y  borracheras. Sólo en 1970, tras abandonar su trabajo de veinte años como cartero, se dedicó de lleno a escribir y publicó su primera novela, Cartero (Post Office), a la que le seguirían otras cinco, así como innumerables antologías de sus primeros relatos y poemas.

.

En 1978, Bukowski publica la novela Mujeres (The Women), y en ésta su alter-ego Henry Chinasky (el de Fante se llamaba Arturo Bandini) declara a Fante su escritor favorito. El editor de Bukowski, John Martin, dueño de la mítica editorial Black Sparrow Press, le preguntó si Fante era real o un invento de él. Bukowski le contestó que Fante era real y durante los siguientes meses, se dedicó a buscar que Martin reeditara el trabajo de Fante de forma tan apasionada, que llegó a decirle que si no lo hacía iba a llevarse su trabajo a otra editorial.

.

En 1980, John Fante, quien había tenido una vida terrible  a pesar de algunos golpes de suerte, vio su obra maestra, Ask the Dust (Pregúntale al Polvo), de nuevo en las estanterías de las librerías. Esta vez con una introducción de Bukowski, que por si sola bien vale la pena el precio del libro.

.

Desde entonces todas la obras de John Fante han sido reeditadas y se le considera como uno de los grandes novelistas del siglo veinte estadounidense, junto a Miller, Hemingway y por supuesto el bueno de Bukowski.

.

El Nuevo Cojo incluye en esta edición las dos novelas más importantes de estos dos escritores, en español y formato PDF.Pregúntale al Polvo (Ask the Dust) 558 Kb  Cartero (Post Office) 462 KbPara mayor información acerca de Bukowski y su obra visita la excelente página dedicada por el escritor español Sergi Puertas haciendo clic en este link   http://www.geocities.com/SunsetStrip/5855/ 

Articulo : http://elnuevocojo.com/

.

Ilustración: MUGS

http://www.writersmugs.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres