Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Javier VILLEGAS FERNANDEZ

Javier VILLEGAS FERNANDEZ

 

Javier VILLEGAS FERNANDEZ (Chiguirip, Cajamarca - Perú), 1955. Licenciado en Educación. Escribe literatura para niños. Tallerista. Poemarios para niños publicados: "La luna cantora", "Rimando la alegría", "Repertorio de ternura", "La flauta del agua", entre otros; aparecen en la revista Cosicosas

Leer mas: http://www.poemitas.com/Javiervillegas.htm

E-mail: javiervillegas1@hotmail.com

Paginas: http://marianallano.com/javier_villegas  

*

APOLOGÍA DEL HOMBRE 

«En este romper el alba
se levanta el hombre
y el universo afirma su grandeza
y todo da fe de su amor».

Manuel Moreno Jimeno.


Levántate hombre,
cálzate la dimensión de siempre,
las astucias, los imanes, los candelabros,
con la luz que tú inventaste.
Levántate desde el último
rescoldo de tu huella,
desde lo alto de tu sangre,
crece nuevamente,
en nombre de las casas derruidas,
de los manzanos tristes
y de las estrellas que se agobian en la noche.

Levántate hombre,
desde tu edad lograda,
hay tantas muertes que nublan el paisaje,
asesinatos en masa,
que hacen llorar la hierba,
porque la sangre congeniaba con la aurora,
con las espigas altas
y las constelaciones íntimas.

¡Levántate!,
es la hora de las definiciones,
ya se fueron las estrellas fugaces,
es la luz total, total el ojo, total el pie,
total el sendero que dibujó el viento.
Levanta tus argumentos,
el fuego purificador de tu mirada,
cálzate tus palas y azadones,
vamos a soliviantar las sementeras,
es la hora de las definiciones,
de pintar los sueños
que se quedaron truncos,
como los niños muertos por el hambre.
Es la hora de abrazarse mutuamente,
de salpicarse el rostro de alegría.

¡Levántate!,
llegó la hora de acabar
con los infames días,
con las lenguas mordaces que hablan de nosotros,
de nuestros raídos trajes,
de nuestro semblante triste.

Levántate con la cólera del trueno,
con el mismo estruendo de los trigos,
es la hora de expresar nuestros deseos,
de cobrar lo que nos deben,
nos corresponde la pelea juntos,
porque estamos hechos del mismo zumo,
de la misma sangre, el mismo latido
y la misma respiración rebelde.
  

*

NO QUIERO SER... 

No quiero ser el reptil
que a solas azuza contra la vida,
el vaho de una estrella extraviada,
el árbol que se yergue cubierto de saliva,
el perro que sin aullidos,
busca un pretexto para lamer su herida.

No quiero ser el canto
que se asfixió en el viento,
el cabestro que a la noche le da senda,
el asesino de los sueños,
en el vuelo de un ave solitaria.

Hoy, como ayer, me atavío de pretextos,
sumo bridas a mi estrella,
cojo mi brazo y mi pie a medio día,
atestiguo mi pensamiento ante la vida
y brindo sonrisas a la lluvia.
  

*

INQUISICIÓN AL EMIGRANTE 

De qué color se desintegró tu canto,
en qué vientos se extravió tu nombre,
en qué caminos se esfumó tu esencia,
en qué sonido perdió tu voz el timbre.
Vamos, responde, suelta una lágrima
si quieres, pero da la respuesta.
Tengo un nido de amor para tus latidos,
tengo un rincón en mis huesos sumergido,
allí puedes confesar tranquilo,
allí puedes nombrar tu sangre,
porque tus sueños y mis sueños,
tu dolor y mi dolor,
tienen de pespunte el mismo hilo,
tu corazón y el mío,
el mismo siku en su latido,
el mismo rondador en su quejido,
la misma quena, para no ser olvido.

En qué formas se transformó tu rostro,
en qué calles se diluyó tu aroma,
a retama, a romero, a brisa de la mañana.
Qué espejo capturó tu hechura,
qué agua ahogó tu sed de estrellas,
qué espinas cercaron tu emoción de lluvia.
Confiesa ahora, es el momento, el lugar exacto;
aquí están guardadas las espigas,
aquí están agazapadas las batallas,
de la luz, el pan y las semillas.
  

*

Ilustración: Réal Fournier

http://www.webstergalleries.com/fournier.htm

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Juan Tello Chilcón -

sigo estando sorprendido de tan grande don para la creación literaria, me gustaría que comparta algunas producciones y fotografías desarrolladas en Cutervo. gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres