Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Leoncio LUQUE

Leoncio LUQUE

 

Leoncio Luque Ccota nació en Perú (Puno – Huancané) el 02 de abril de 1964. Siguió estudio de Economía en la Universidad Nacional del Callao, (1985) Lengua y Literatura, en la universidad Federico Villarreal (1986-1990). Tiene publicado los poemarios siguientes: Por la Identidad de las Imágenes, (1996), En las grietas de tu espalda (2001) y Crónicas de Narciso, (2005), con el sello de Ediciones Noble Katerba. Tiene escrita dos novelas, Quién cuida a mamá, y Este oficio de escribir, además de cuentos y varios poemarios como: Mirada Antífona, Tambor de Piedra,  Exilio y penas interiores y Voces de madera hueca, y  Noches de Basora, este último por publicar próximamente.   

E-mail:  leoncioluque@hotmail.com 

Blogger: http://noblekaterba.blogspot.com/              http://cronicaskaterbianas.blogspot.com/   

*

*

LA CENIZA NUESTRA HISTORIA 

Te encuentro desnudo narciso

Con el viento labrando tu destino

Con esta forma de fundirse

Que tienen los brujos 

Los cielos se llenan

De extraños ruidos

Azotan la ciudad

La ciudad es historia de leyendas

Y de puercoespines

Que yacen en la playa. 

La huella de los piratas en el callao

Reptan como insectos

Por la ciudad La ceniza

Es nuestra historia

De ahí levantamos la palabra

El fuego  la luz  la vida

Que exponemos al viento 

Pero a la larga que entendemos

De esta realidad que es sólo mito.   

SERAZUL 

«A alguien quien no llegó» 

Existir es ser nada

Y ser nada

Es nada

Es ser uno mismo

Menos uno

El no nacido

El no habido

Todavía nada

El vacío

Sólo vacío

Sólo canción de humo

Sólo murmullo

Sólo espejo

Llorando desmoronado. 

De la voluntad de dios no se sabe nada

No se espera nada

Pero se espera todo 

Pero a pesar de todo

Nacen dos seres

Dos cuerpos sin venas

Que se apaga en mi sangre

Y respiran aire sin vida 

Yo admito los latidos

De intensa soledad

Que armoniza este mundo

Donde se asoma la oscuridad

En el que deliro tu existencia

Donde mi deseo carece de forma

Y en donde unos aman a los unos

Y otros se visten de amor

A mitad del cielo

Y la felicidad se ama en tu nombre

Para darte la forma que mereces 

El tiempo se detieneUno se vuelve viejo

Historia indiferente 

La brisa sopla en la quietud de la pureza

Y construye caminos idénticos

Trazado en el desvelo de la noche 

Mis ojos en tus ojos pesan demasiado

Mi sangre dormido entre monóxidos

Comparten los sueños 

En este camino congelado te espero

Donde descanso sin afecto

Y tú no estás conmigo

Porque nunca naciste.   

*

LA FIRME BÓVEDA DEL CIELO 

Y la profana sabiduría de los hombres

Y la firme bóveda del cielo;

Y el gigante que en su espalda

Sostiene al mundo

Y las mujeres que con su piel

De culebra cambian,

Y los escorpiones que habitan

Más allá de la tierra? 

¿Allá, no hay

Una fogata que desgaste el alma,

Y atraiga nuestras miradas? 

¿Y las grandes olas que son

Devoradas por el sol?

¿Y los marineros que creen

Que más allá

Lloran los cachalotes?

¿Y todo esto? ¿qué? 

¿Acaso no lo sabías Martín?    

*

EL MAL SE SIENTE                

El mal se siente en aquella visión que la muerte riega. Por mis ojos  caminan seres inanimados a destruir a los míos. El mal se siente en el despojo. El espíritu  nos lleva a poner límite a la  maldad  que crece en la tarde. Ya no hay visión de costumbre intacta. Basora es un paraíso de sangre derramado entre ciudades fantasmas. Los ojos se vuelven rojos. La libertad  no existe en esta destrucción. La paz  es un dilema que revienta por todos lados como coches bombas. Los hijos se debaten en gritos cortado por la metralla. La bomba descarna los  cuerpos como flores que se quedan sin hojas.

El viento descansa como un duelo. ¿Quién detiene esta jornada de terror  que escapa de  mi garganta?¿Qué de placer tiene la muerte frente a la vida? El hombre no entiende de su realidad. 

La soledad  se mira asustada con los que duermen bajo el cielo.

*  

MUERTE EN LA NUBE 

*         

Estoy  cansado de esta mañana que se desangra  girando en la nube. Levanto mi cabeza y vuelvo a caer en un grado  de desconfianza que se inunday se muda a  ásperas mudanzas de tristeza. 

Gritos de mudanza se desatan como fuego por el mundo.La miseria  y el dolor se esparcen tras la bonanza y no saben a donde van.Yo emprendo mi protesta  en oración al cielo y apago la muerte de unos,  en agonía. En esta nube de petróleo donde  se desvanecen las lágrimas escucho gritos que invaden el mundo. 

Cuánta muerte  tras la soberbia que no entiende de tolerancia. En cada segundo la carne molida es dispersa por la ciudad de Basora. El temor se apodera  del mundo. La muerte empieza girando de occidente a oriente y la humanidad se limpia sin contemplación. Estoy cansado de esta mañana que se desangra girando en la nube.  

*

Extracto del libro «Los Cielos de Basora»

*

Ilustración : Jamal Rahmati - http://www.irancartoon.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres