Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Oscar PORTELA

Oscar PORTELA

ERA COMO EL ROCÍO

*

(Mensaje escrito por Oscar Portela – Publicidad)
01 julio del 2002


La más grande se dice, se vocifera. Para medir la originalidad, el temple, el aura de una personalidad, en definitiva el talento que la hace ser eso irrepetible, no existen magnitudes. Definitivamente se trata de un sello que, aunque se trae desde la cuna, se trabaja, se pule, se mima con sudor y con sangre. Se es grande, nunca “lo más grande”: además Roció no necesitaba serlo, era única, era irrepetible en un negocio donde nada regala a nadie, ella llego, plegó sus alas desde la luz de su Cádiz natal, y fue una ardida taza de luz en el mar.

*
¿Tonadillera? Roció hubiera podido serlo todo, pero las tres gracias, que en Andalucía andan descalzas, el duende, el ángel, la musa, la poseían, la transfiguraban y de su figura emanaba toda la pasión y la luz de una raza. Era valiente, era pura entrega en su arte y en su vida. Toda España dio testimonio – así pasó con Lola La Faraona – y el dolor no fue un circo, un disfraz mas del teatro de la vida. En su pueblo, pronto su casa se convirtió en santuario para sus compoblanos: hasta los políticos, Felinillo entre ellos, Ministros, etc. testimoniaron el duelo de una pérdida inigualable…

* 

¿Que las comparaciones son odiosas? Volvamos siempre a escucharla y verla – sobre todo verla el tapiz gualda de su voz con acordes de cante – cantar una y otra vez una canción tan “cantá”: “Ojos verdes”. Su carrera fue siempre ascensional, jamás hubo declinaciones en su labor. En los últimos tiempos grabo en Dueto con Raphael “Sevilla” de Miguel Bose y él volvió a acompañarla en un tributo que se le hacia en España, que se lo hacia España. Roció taza ardida de luz en el mar, movimientos que imitan las ondulaciones de la mar argente de su tierra, diáfana y toda pasión, cada inflexión de voz, cada tirada de dados de tu voz y cada movimiento de tu mano imitando el vuelo de gaviotas sobre el mar, se quedaran siempre en nosotros, con nosotros. Roció Jurado, de ella deberíamos decir lo que reza la inscripción del sepulcro de Miss Davis: “lo hizo a su modo”…

 
Gracias, Roció…  

*

Ilustración : 

Remedios Varo Uranga (http://www.angelfire.com/va2/vcollazo/RemediosVaro.html)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres