Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Oscar PORTELA

Oscar PORTELA

*

*

 SONCITO

*
Ya no sé como me llamo
Un eco en el aire soy
Abre sido en un pasado
Respuesta, pregunta y don.
Allá lejos tuve madre,
Tuve padre, tuve son,
Apagada llevo ahora
La llama que Dios me dio:
Porque vivo a la deriva,
Si saber a donde voy,
Sin saber si tengo casa,
Fuegos, hogazas y amor.
Si terminara mañana
De arder y a ceniza voy,
Que al viento y al agua vuelvan
Los misterios deste son.
 

*

TELINA

*

En los cuernos de la Luna
La Telina meditaba
¿Son de Verdad los Espejos
Los Molinos y las Fraguas?
 El Viento bate su pelo
Con peinetas de corales
Y los Tritones más bellos
Le cantan dulces baladas.
 La Telina es una Luna,
La Telina es una Flor
La Telina es una Diosa
Para endulzar el amor.
 Silfos, Elfos y Galanes
En los cuernos de la Luna
Poco a poco van pasando
Y la Telina aburrida
 De tanto sonido vano
Acaricia a su Tritón
Con largas uñas de Nácar.
Se muere de puro ingrata.
 ¡Ay Telina si supieras
Como los Dioses se pasman
Cuando quemas con tus ojos
Las escrituras de los astros!
 

*

*

*
 SOBRE LA SIEMBRA

*

No siempre señores míos
Se coge lo que se siembra,
Allá en un jardín lejano
Perdido desde hace tiempo,
Entre amarillos limones
Una mujer canturrea.
Afanándose entre rozas,
Jardines y madreselvas,
Con la podadora en mano
Madre canta lo que siente…
Y siente que sus pichones
Al igual que sus violetas,
Andan quemados por soles
Y atrapados por los vientos.
Teme a la suerte traidora
Cuando mira los espejos
Y siente señores míos
Que podar es lo de menos
  Que la siembra y la cosecha
Se pierden si no se vela
Y develada esta siempre
Por la suerte, por la muerte.
  No siempre señores míos
Se coge lo que se siembra,
Vana es la suerte que espera
Entre sombras pena y pena,
 Pero a pesar de fracasos
Humillaciones y afrentas
Vamos a seguir cantando
Hasta que suenen vigüelas.

*

*

ILUMINADO

* 

Porque te dieron luz en corazón y mente,
Porque a la mar te destinaron Dioses
Que hablaron en tu cuna, soberanos,
Y a tempestad y vientos y desiertos,
A hielos y al infierno de los Otros destinaron
Tu suerte: por eso estás aquí varado entre
Corales, gimiendo entre los fuegos de las aguas.
Odiseo escucho tu canto mítico, de monstruo
Solitario entre las rocas y te avisto sirena, profecía,
Escarnio de los Ángeles celestes : Nada de esto Eras
Sino solicísima soledad purgando penas
Y pidiendo a los Otros y los Astros la dulce muerte
Que al amor condena. Por que el infierno
Son los Otros entre sueños, en las aguas, los hielos,
Los Desiertos y es la soledad el palio de Oro
Que te legaron los que te quisieron : Así que soportar
Es todo, todo, OH iluminado duende inaccesible,
E imposible dormir entre le escarnio
De tanta soledad y amarga pena.

*

*
OSCURIDAD

*
Súbita oscuridad y cierzo helado.
El benjamín cubierto en sus cobijas
Y un Ángel en el costado de su cama.
“Historia de dos Ciudades” : los pasos
Rotundos y las voces criollas
Dan calor a los sueños. La eternidad
Es un instante de amargo chocolate
Y dulce espera. El viento, el corto día,
La biblioteca del abuelo y la señora
Aquella que recita o canta tangos
Con total esmero. Luego el jardín
Cuando la luz asoma, el pájaro en la
Rama, solitario, esperando el Verano
Que no llega. Madre feliz ensaya
Hilar el mundo con dos agujas y fina
Lana junto a un hombre quieto.
El destino no inquiere. Espera, espera.
Ya llegara el verano y entre verdes
Algún dictare bajara a la tierra

*

*  

FACE TO FACE

*
Blancos – negros, sombríos grises,
Algo se desmaña en las sombras.
Un rostro asimismo se mira
En el espejo cóncavo del cuarto.
Se ve asimismo en el otro de sí,
Y ve la vida perseguida por las sombras
De ese Otro de sí que es el destino.

*

*  

NADIE

*

Nadie sabe lo que es noche
Porqué lo han de saber,
Todos los sueños del mundo
Se gestan en su querer.
Rueda rueca de la noche
Zurce estrellas en el cielo,
Oculta las duras penas
Del que menta soledades.
Da de beber al sediento
La luz de una luna calma,
Y refleja en tus ensueños
Los tormentos y las ansias.
Los insomnios que son muchos
Son la sombra de tu alma,
Noche heredera del miedo
Viajera del espanto
Pero señora de todo, del amor
Bravío o manso, ocúltalo
De los soles y las ardentías vanas:
Todo se quema en el mundo,
Cenizas y fuego fatuo,
Pon tu quietud e infinito
En tanto escarnio profano.
De sus soledades viene,
A sus soledades va.
Dale paciencia y un lecho
Donde esperar y esperar.
Que una estrellita en el cielo
Jamás lo abandonará.

*

*
 JULIETA EN MAYO

*
A la pucha : la gente quiere saber
De que se trata y la mocosa
Aquella con juguetes en la vieja
Valencia de otra España.
A la pucha que digo: que si estuviese
Aquí la malcriada, le pondría
Sobre su pecho azul y blanco,
La escarapela que legó el pasado.
Deja ya tanto globo y tanta tarta.
Mira que los caballos no son ponis
Y el poniente se pone rojo y grana.
Ven a casa Julieta, pronto, pronto,
Que las abuelas velan por auparte,
Y éste padrino necesita verte
Vestida como dama de éste mayo
Con cintas y banderas y minuetos,
Correntina correr por estas calles,
Para gritar Julieta ven aquí
Sinvergüenza, sabandija, malcriada,
Y juntos todos, todos, honraremos,
A nuestra patria cantando en guaraní.

*

*    

PREGUNTAS 

*
Después de tanto tiempo. No es medida
El tiempo. No lo es. Después de tanta
Espera. No es magnitud la espera. No lo es.
Después de tantas muertes, crucifixiones,
Duelos, porque te busco así, tu mi asesina,
Mi doloroso envió, el acicate de mi sed
Que cede ya a la búsqueda insaciable
De tanto cruel espino, vana pregunta estéril
Sin medidas, salvo mi ya no estar, aquí ni ahora.
¿Por qué continuar entonces, porque, porque
Buscarte como el asilo con que curar
El miedo de estar así, bañado en goce
Y expuesto a rayos y tormentas con que
Parió mi madre esta mi suerte?
¿Por qué negarme, porque negarte cuando
El gallo canta, azul deseo, herida que redime?
¿Por qué creer que el sueño, la feroz huida
De la jauría que una vez me quiso, me salvará
De tanto luto, desolación y vida?
¿Por qué creerte muerte, porque el nepente
De tu paz daría sosiego y paz al alma mía?
Y sigo preguntándome entretanto me
Envuelve densa bruma.

*

*
LO DICHO

*
Simulacro de un mar evaporado.
Y encallados los busques
Como cuervos en un desierto cruel
No imaginario. Nadie podrá secar
Un mar cuando el desierto es la posada
Sobre la cual moras y el lenguaje
En que posas es la arena que el viento
Ahora borra. No hay nada que decir
Ni que agrega, los titanes
Lo han hecho y de nosotros queda
Solo el eco de un misterio manchado.
Nuestras frágiles formas en el desierto
Toman formas grotescas cuando
Llega el crepúsculo: Ni himnos ni elegías
Para Dioses ya muertos y aquel
Que intenta el canto es solo espectro.
 

*

Ilustración : 

Remedios Varo Uranga (http://www.angelfire.com/va2/vcollazo/RemediosVaro.html)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres