Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Leoncio LUQUE

Leoncio LUQUE

 

 

¡La fiesta está servida!

Poetas invitados a la primera fecha: 

Sábado 15 de julio 

*

*   

PEDRO PERALES*

(Lima, 1961)  Estudió Lengua y Literatura en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Fundador de la agrupación poética Noble Katerba con la que se inicia unas propuestas estética en la poesía peruana de finales del siglo XX.  Participó a inicio de los 90 de lecturas en el Museo de la nación PUCP, La Cantuta, el Instituto Peruano Ruso, Museo del Banco  Central de Reserva del Perú.  En 1996 publicó Edades, a decir de Ricardo Falla: “...un libro carente de proclama ya vaciedad verbal, en el propósito de revelar una visión del pensamiento y sentimiento desde el ángulo simple y a la vez complejo, de la poesía en su más alta calificación ontológica.” 

En 2001, nos entrega El libro del amor y los encuentros. “Un poemario – a decir de Ricardo Gonzáles  Vigil – que prueba la importancia que tiene para la poesía actual la herencia del lenguaje surrealista, en particular sus imágenes deseosas de combustionar las palabras (y, a través de ellas, nuestra percepción del mundo) bajo el fuego del amor en tanto erotismo, liberado, transfigurador”. 

Actualmente dirige talleres de creación literaria  en la Biblioteca Nacional del Perú, en la cual labora. 

*  

Leitmotiv

Para cuestionar el tiempo

Para callarlo para lanzarlo

Y finalmente expropiarlo de mi lado

Con el fin absoluto de frenar la horda

De descifrar la luna de estropear los pergaminos

De soberbia

De acallar el silencio

De vociferar

De aplanar la encrucijada

Gritando, aullando de arrostrar

Las turbias memorias

Que atormentar esta agua

Para afilarlas

Para tensarlas y fulminarlas

Para estropearlas

Para destruirlas

Llamarada de lamento

Tapujo de ruina inservible

Cruel malestar

Ciudad insufrible como ninguna

Que entorpece el alma

Que entorpece la vida

Que desoye el delirio aún imposible

De mentir al espejo de fuego

De mi historia.   

*

Ciudad 

Acaso son terribles estos extraños abismos

estas furiosas formas de entender el miedo

ese ser arrastrado en esos sinuosos

destierros de años y letras

de esas dulces marginaciones

que se buscan para labrar estos derrumbes

interiores la intención del vacío finalmente la nada.

Soterrar paso tras paso

la arena virgen

el pico cruel y animal

esa consecución de sueño y desesperación

el alma dulce e irredenta

el bloqueo marginal de la palabra mi palabra

envuelta en rudimentaria piedra

ese ato de esperanzas

que acaso vez en migajas

en mi piel traslúcida

que surca el mar el firmamento

en esa proyección fallida de mi deseo

Acaso mil dos mil tres mil veces

estos extraños abismos

se fragmentan en columnas obtusas

en prevaricadores contornos

de impacienciade

múltiples imágenes de desvarío

y miro y camino en torno a estas rudas palancas

de año o de años.

El mar de Barranco

escondió mis insultos

piedra sobre piedra

la debacle del universo

e incineró o repensó bebiendo

una copa de semiseco.

Y yo parto

con un poema en expansión

a mi propio destierro

Dame de comer

Ciudad

Esta ciudad que como tantas ciudades

rumian m historia

mi Lima temperamental

mi calle proyecta e incivil

mi río sin fondo para abrevar la calamidad  

*

Máscara de Jade 

Apeteces seguir caminando

solatras

esas trashumantes líneas

de escombros

seguir abanderando

esta noche plácida

esa ley de tus ojos

que enceguecen esta ruta.

El promontorio de la felicidad

en que se disipa estos gritos

de mejores indicios

de indómitas fantasías

declinando, sucumbiendo,

procreando las más dignas razones

que nos proyecten

a seguir viviendo

a seguir tentando las soleadas cumbres

donde se escribe el mito,

los suburbiosde la paz de la esperanza

del choque atroz de tus sueños con la realidad

de ese encuentro crucial

con tus antepasados,

con la diáspora

que se une a los confines

finalmente tus cuitas nocturnas

esas ensoñaciones filosóficas

que aturden el seso

las intolerables razones

de la perfidiala

usanza de lejanas melodías

esas edificaciones adustas

y templadas en piedras

arcos occipitales

y música mística al fin,

un sueño dorado

que aparece en esta grumosa

plañidera de barcos hundidos,

un mar de fuego y atardecer

que se pliega como una romanza

un eterno cascabel

de irade presuntuosas borrascas,

vestimentas vastas y torpes a la vez,

un cuerpo desnudo como una tinta mate

derramándose por las soleadas piedras calzadas

de ónix

y la reciedumbre de tu pie descalzo

marcando las arenas

cielo y pluma de ave maravillosa 

*   

JOHNNY BARBIERI

Nació en Lima el 01 de junio de 1966. Estudió Lengua y Literatura en la Universidad Nacional Federico Villarreal donde en 1990 iniciaría, con un grupo de amigos, la aventura poética de Noble Katerba. Además estudió Sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos integrando en 1995 La Mano Anarka, un grupo de resistencia contra la dictadura y la intervención universitaria.Ha participado en múltiples recitales  y ha publicado en diversas revistas y diarios del medio.Ganador del premio HORACIO con la obra Viajando a Nairobi 2003.Es autor de los poemarios Branda y la Mesón de los Pandos (1993), El Libro Azul (1996), MAKA (1999), Jugando a ser Dios (2000), Carne de mi Carne (2002), La Virgen Negra (2003), Viajando a Nairobi (2003). Estudió Maestría en Literatura Peruana y Latinoamericana en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.   

*

36 

aquel caballo hipocondríaco de siempre

el menos conocido y el menos amado

posee dos patas traseras / persecutivas

viene de una pieza primitiva e insignificante

está ebrio como los grandes ebrios

Verlaine Hopkins Baco y yo mojado de pies a cabeza

ha empobrecido a un grado cero

límite entre el ser y la nada

sus movimientos son lentos y repetidos

el espacio que habita es tan pequeño

que no se alcanza a sí mismo

está a la deriva sus ancas son de una realidad asombrosa

sus extremos largos y oscuros

se aterciopelan con la luz amarilla es malo

la soledad intensa de sus ojos son malos

el silencio de la soledad de sus ojos

se pierde en la habitación

el delirio se aproxima repentinamente a los lugares vacíos

la noche relinchala persecución no tiene límites

es la forma de acercarse y entregarse mansamente a la locura

como un caballo tiene los nervios desajustados

la fuerza alucinante de las mareas bravas es abominable

a veces tierno y salvaje

su belleza es de un licor amargo pero necesario se droga

regla y defeca

pero lo amo y eso es todo.   

(De “El Libro Azul”) 

* 

LOS PERROS DE HOPKINS 

Hubo un perro que creció por la derecha

alto y libre entre muchos otros

marginal cuando lo matices

no armonizaban sus dolores

aquellos dolores enormes e interminables

que se pegaban a las paredes

a esas paredes sucias de Lima en otoño

donde también nosotros crecimos de cara

a los vanos recuerdos

un perro baldío y un corazón dispuesto

a llenarse de tatuajes el alma

un perro en el umbral

un perro en la confitería

un perro equivocadamente perro como muchos

porque le dio asco ser una jauría y ladrar como todos

para no morir con una bala en la panza

lo conozconació conmigo embebido de falsas manías

académico y creyente

lo recuerdo porque dimos juntos los primeros pasos

caminamos los mismos caminos vertiendo

lágrimas diferentes

Hubo un hombre que era un perro persiguiendo

gatos pintados en las aceras

tomó un arma y derribó algunos pájaros

se hizo perro miliciano

asmático y suicida

fue héroe de su propia piedad

de sus propios espectros

lo conozco como me conozco yo

porque lo soñé temblando en un rincón del cuarto

porque lo escuché en el silencio de un blues

siglos y siglos

yo estuve entre cuatro paredes solo y desnudo

delgado hasta los huesos

arrancándome las penas para no morir más

arrancándome lo que soy

arrancándome lo que he sido cien veces

a espaldas de todo el mundo

Esta es mi vida y este es mi revés

soy yo y eres tú querido perro maldito

pero hoy

yo me adhiero a tus penas y a tus sueños. 

(De “MAkA”) 

* 

VEINTE

Lo único real son mis manos clavadas en la pared

y mi caballo ciego tropezando por la habitación

mi pequeño caballo muerto

por esta habitación sin puertas ni ventanas ni luz   

ni espaciosólo espaldas   

sólo siluetas

sólo la soledad clavada junto a mílo demás son puras palabras

allá afueraes trece de octubre

y hay sol y hay muchos caballos vivos

y está BUKOWSKI amarilleándose hoja por hoja

y un pájaro expuesto al sol amarilleándose

y un árbol frente a la casa amarilleándose dos veces

Pablo toma un arma y va a morir al patio

María pinta sus senos de azuly sale a la calle a comprar legumbres

allá afueralos obreros están trabajando

las mujeres están vendiéndose en las esquinases Lima

y una vez más sólo queda vestirse con un necio disfraz

para gritarle a todo el mundo que estás bien

que estarás bien por el resto de tu vida pero ya nada importa

hace muchos años que ya nada importan

o importas túy no importo yo

Allá afuera Manuel tiene una patria

Efraín tiene un jardín con lirios rotos

y una mujer con un arco iris grabado en la espalda

Cecilia lava ropa por las mañanas y cuenta

las estrellas por las noches

tiene un hermano pequeño

dos meses de gestación y un triángulo isósceles enrollado a su cintura

Aquí adentrosólo estoy yo sin patria sin jardín y sin estrellas

en la noche sólo con un candelabro encendido

y algunos cráneos tirados por el suelo

pero yo estoy aquí

y eso es lo que cuenta.  

*

JORGE CASTILLO ZUBIAGA 

Nació en Lima. Es un autor multifacético, creativo e imaginativo. Entre sus publicaciones tenemos  El dedo erguido, poemario festivo, 2002, muestra simpática de travesuras poéticas que levantan el entusiasmo y hace sonreír. La tilde precisa, Método práctico de acentuación, 2005.  Además tiene por publicar: Mis cuentos rimados,  y la novela juvenil “En la casa del tío Abel”  

* 

Los libros

(Elogios de la lectura). 

Si es cierto y sabemos que el entendimiento

se nutre en los libros,

¿por qué no leer?

Si son del espíritu sutil alimento,

¿por qué no tomarlos con sumo placer? 

Los libros se han hechos para utilizarlos,

leerlos y hojearlos con gran interés;

no se han editado para contemplarlos,

tendrán que gastarse y acabar después. 

Un libro está ansioso de que tú lo cojas,

que le des cariño, que todo lo leas

para que te ilustren sus flexibles hojas

y uses tu criterio, crezcan tus ideas. 

Cerrado es un cofre que guarda y espera;

el conocimiento vibra en su interior;

es fruto logrado que semilla era

y un autor paciente sembró con amor. 

Que lo luzcan un libro sólo decorando,

porque su precioso, sabio contenido,

en tal cautiverio se irá marchitando

por su estado inerte, vano, sin sentido. 

¿Por qué no entendemos desde muy temprano

que un buen libro es fuerte de sabiduría?

Leer es deleite solamente humano

y el saber es brújula, faro que nos guía. 

Habiendo ignorancia, poca es la ventura;

hay dudas, tropiezos, oscuro horizonte;

llave de oro múltiple será la cultura,

escudo en problemas que cualquier a afronte. 

Por eso: A  jóvenes necios de conducta loca,

Y a tanto que el tiempo sin medida pierden,

Con vivo entusiasmo gritarles provoca:

¡AGARREN LOS LIBROSPORQUE ELLOS NO MUERDEN! 

*

 La composición (serventesios dodecasílabos de hemistiquios isosílabicos) pertenece a la obra “ El dedo erguido”, con poemas festivos del autor (244 Pág.).

*

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jorge castillo zubiaga -

gracias y felicitaciones
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres