Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Santiago M. BAO

Santiago M. BAO

Memorias del Zoo

Santiago M. Bao nació el 5 de septiembre de 1936 en San Fernando (Pcia. de Buenos Aires). Estudió Antropología en la Universidad de Buenos Aires, la que debió abandonar en 1976 luego del golpe militar de ese año.

.

Publicó en libro “Trece poetas” (Bibliograma, Instituto Amigos del Libro, Bs.As, 1967), Antología del Empedrado II y Antología del Empedrado III (Libros del Empedrado, Bs.As. 1997). “Trabajos Forzados” (poesía) (Libros del Empedrado, Bs.As. 1997); “Al otro lado” (poesía y prosa) ( Edit. Dunken, Bs. As. 1998; “En el desvío” (poesía) (L. J. Silver Producciones Literarias, Bs.As. 1999). “Pendientes” (poesía) (R. Salido), Junín, Bs.As, 2002.“La máquina nocturna y otros cuentos” (narrativa), (R. Salido), Junín, Bs.As., 2004. 

.

“Memorias del zoo” (poesía) –Ediciones Suárez, Mar del Plata, 2005.-Permanece pendiente de edición su poemario “De abusos e insistencias” (Premiado por el Fondo Editorial Rionegrino con su edición, contrato firmado en 1991; poemas premiados  y editados en el libro “I poeti del Faro D’Argento (selección Lenguas Extranjeras), Riposto, Italia, 1998; Plaquetas: “Traslados” y “Los amantes”, (Plaquetas del Herrero – Ed. Radamanto, Villa María, Córdoba, 1998 y “Pequeños cantos del río del Este, (Antología), Papirolas Nº 16, Bs.As. 1999.  

.

Ha sido seleccionado en la Tercera y Cuarta Exposición Internacional de Poemas Poster de Poetas Iberoamericanos Contemporáneos-Universidad de Fredericton, Canadá- Academia Iberoamericana de Poesía.Ha colaborado en diversas publicaciones del país y del extranjero. Se encuentran varios textos en distintos sitios de Internet. Ha merecido cinco premios en poesía y uno en cuento. Posee seis libros inéditos. 

.

Atrapar el instante convexo y ascendente en que se unifican las distintas manifestaciones de vida en una unidad inapelable, es alcanzar la plenitud, también por un instante, de un aleteo de eternidad.Y nuevamente, Santiago Bao, tierra sangrante y abierta, deja fluir la apretada síntesis de su palabra por los surcos de la heridas del tiempo, horadando a la piedra de la realidad con el filoso estilete del desgaste filosófico del sueño, para que desde la aparente desesperanza de su desdoblamiento, retornemos: “Pan de colibrí que brota de la garganta de la primavera y en un aleteo inverosímil se esparce y me mantiene suspendido como una canción inolvidable.”“Memorias del Zoo” marca un hito en la prolífera y trascendente obra de Santiago Bao.Hito de luces que en la originalidad de la sugestión poética y en la madurez espiritual de su autor, recibimos si retaceos para nuestro goce y crecimiento. 

Nené D’Inzeo    

.

LAS OTRAS PUERTAS 

En el umbral de la puerta

abierta por la noche,

el gato llueve.

Lo único que yo hice

fue cerrarla.

Ahora,

el gato maúlla.   

.

LAGAÑA DE PERRO 

De las pocas cosas

que me dejaron las ambiciones

me sustenté

en desolados paraderos

con el pan monótono

de las esperas

con las mordeduras

de la nada esparcida

por el silencio.

Albergue de la tristeza:

lagaña de perro.   

.

LUBRICACIÓN PESADA 

Para los que convirtieron

a la espera

en una profesión

y una costumbre

acechar a lo oportuno,

a los que no se conforman

con lo que cabe en una mano,

a los que impidieron

a los sueños-glotones empedernidos-

a encontrar una salida,

para ellos:

lubricación pesada,

aceite de elefante. 

.  

JARABE DE ARAÑAS 

Paciencias

huecos de la realidad

para atrapar

la imagen de la eternidad,

mientras llueve

en la orilla del mundo.

Perseverancias

del acechador

de la existencia,

los inevitables límites:

el viento,

las ramitas que mueven

la tela de las esperas,

paciencia infinita,

jarabe de arañas.   

.

BABAS DE LOBO 

Correr con furia

hacia el horizonte

con los ojos brillantes

siempre al horizonte móvil,

las uñas gastadas

mientras los recuerdos

buscan vanamente

su sitio,

el aullido en el océano

del mundo,

industrias clausuradas

de la libertad,

vehemencias fugaces,

babas de lobo.   

.

POLVO DE MARIPOSAS 

Para la angustia

de las puertas abiertas

de par en par

en las casas abandonadas,

del derrumbe incesante

en las habitaciones vacías,

para los que están afuera

y todas las puertas

dan al misterio,

para aquella mesa

y esas sillas desiertas

para siempre:

golpes de vuelo,

polvo de mariposas.  

.

LÁGRIMAS DE COCODRILO 

Para quienes

la conquista de algún ingenio

fue a expensas

de la ingenuidad

-las ilusiones

del zonzo cuidadoso-,

nada como el cinismo

de la industria

del talento:

el furtivo engaño

de las lágrimas

de cocodrilo.   

.

CANTOS DE GALLO 

El gallo

cantó no tres

sino seis veces,

yo me quedé quieto

esperé un poco

y seguí durmiendo,

el gallohizo lo mismo.

Cuando desperté

la canilla permanecía

con su gotera

el pasto asomándose

por la ventana

y el gallo

picoteaba invisibles larvas

en el piso polvoriento.

.

ALAS DE CUERVO 

A veces,

el tiempo rebota

en los espejos

un instante

como un río invisible

que transcurre

por cauces misteriosos.

Sombras del desván,

llagas de los sueños:

alas de cuervo.

.

COLA DE PERRO 

Por sí acaso

muevo la cola

cuando de pronto

al lado

o enfrente

descubro el inquietante

universo del otro.

Y camino por las cornisas

de la razónsin tropezar

o enloquecer,

con ese alguien

que no soy yo.

Entonces muevo la cola,

por sí acaso. 

.

Ilustración: Julio CÉSAR

http://www.galeriabrasiliana.com.br/

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres