Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Denisse Vega Farfán

Denisse Vega Farfán  
Denisse Vega Farfán (Trujillo, Perú, 1986).  Estudiante de Derecho en la Universidad César Vallejo de Chimbote.  Premio “Poesía a Vallejo” por  la UCVCH.  Autora del poemario EURITMIA (2005).  Forma parte de la antología de poesía “19 Poetas Peruanos-Generación del 2000” (Miguel Ildefonso, 2006) y de la  Muestra de Poesía Joven “GENERACIÓN DEL 2000?” (Claroscuro, Círculo Abierto Editores, 2006).  Publica en diversas revistas del medio nacional e internacional.  Integrante del Taller de Artes Plásticas “PALAMENCO” de la Universidad Nacional del Santa, participando así en numerosas exposiciones pictóricas locales.

*

1ra. Traición a la soledad 

“Yo no sé de pájaros,
no conozco la historia del fuego.
Pero creo que mi soledad debería tener alas.” 
 

Alejandra Pizarnik  

*

La verdad me abraza con sus huesos de felpa

yo lanzo mi caña de pescar al negro río del tiempo

y extraigo un pez grandísimo:

es la soledad que emerge de sus aguas turbias

con una despedazada mujer apretada entre sus dientes

una mujer que lleva puesta la sangre como un vestido de encaje

ondeando sus blondas de fuego. 

*

Las voces caminan de largo en las ruinas de lo oscuro

donde habito como una serpiente

pero una de ellas (la más demacrada) se detiene y me susurra:

“Denisse

nadie lavó tus huesos con su sangre

ni desató tus sogas de hielo

se olvidaron de tocar tu campana 12 veces cada noche

para que amanecieras fuera de tu cárcel

de esa hospedería de pasillos y cuartos infinitos

donde Baudelaire y Rimbaud escriben versos

con los aguijones de los alacranes

y el corazón como una casa roja de solitario cuervo o gorrión

se hunde tras el tsunami.” 

.

Ah soledad

percudido gabán que todos se han puesto

quédate tú!

oliendo el moho de tus calles

intentando cruzar los puentes del desquicio

quédate con los neologismos que le inventaste

al brillo de mis ojos cada día

deja que lleve el amor como una insignia en el pecho

o una hermosa lágrima entre las manos

deja que reconstruya las facciones del ángel

que ya no soy. 

.

Te digo pálida voz pez que se traga otros peces

que ya no dormiré entre tus barrotes

en esa cárcel donde antes de beberte como cicuta

echaba sus raíces el crepúsculo

porque lo mismo sería hacerlo sobre un suelo húmedo

a la intemperie

con el ruido de los cláxones

y tu filuda voz gravitando en mi cabeza

como una sonaja. 

Muchos hijos tuyos he sepultadoy dime:

¿acaso se elevaron al cielo? 

.

Ahora sólo te pido soledad

que raudamente escupas mi nombre

mientras salgo como una polilla

por una de tus mangas.  

*

(Aparece en “Generación del 2000?”, Muestra de Poesía Joven por Claroscuro)   

*

Fusión  

Las ideas ejecutan coreografías de ballet

en el magro salón de mi cabeza

mi bolígrafo como una flecha azul se estrella

contra un muro frágil y pálido.

Abro puertas invisibles

merodeo pasadizos sin suelo

y estás aquí

debajo de todo lo que escribo

olfateando con desquicio el olor a tabaco

que despide cada letra

sosteniendo un paraguas donde se resbala el horizonte

tanteando algún utensilio con el cual rascar

la olla de carbón donde quedaron adheridos

los restos de mi alma. 

.

La ternura es un hilo perfectamente bordado

en cada árida región de tu rostro

el volumen de tu risa se balancea en el silencio

y pienso

que bien podría terminar siendo sobre tu piel  (si me lo propongo)

una sombra desmesuradamente rosa

o algo parecido a una pieza de Chopin. 

.

saliendo del papel    

de este fango blanco con raíces negras

con un quinqué en la boca y un pozo rojo en el pecho

esperando la irradiación   el avepezel

último fruto de mi árbol. 

.

Afuera

el sol aún duerme tapado con periódicos

mientras que tú y yo bailamos atados

por una sóla camisa de fuerza

en el ancho renglón de este manicomio

bailando como dos siameses que comparten

el mismo mentón

la misma frente.

.

Lo que en este momento creemos que es el amor

-tal vez un pájaro de agua atravesando famélicamente

el cielo bermellón de nuestra sangre-

también baila al ritmo de un paisaje de Tilsa

que en mi vientre detona sus colores. 

.

El tiempo no se depila

la soledad se pela mejor con las manos

y no somos más que un par de abismos musicalizando

los pétreos huesos de la nada.  

*

(Aparece en “Generación del 2000?”, Muestra de Poesía Joven por Claroscuro)     

*

SUEÑO MATERIAL  

Y de repente mis instintos de rodillas

Dibujándome sin armaduras

En medio de un círculo rojo

El útero de la noche arrojó una estrella

Cerca de mi barra

Era un ángel de saco y corbata mirando la sequía

De su quinto vaso de brandy

O un nevado árbol agachado a la altura de mis senos

Con una mirada exiliada

De alguna remota patria celeste

Casi como la mía

Pero yo

Proveniente de una patria muy negra. 

.

En la radiola empezaba a sonar

Una música serenamente torva

Como algo fuera de este siglo

O una jauría de interrogantes (que es idéntico)

Al ritmo de la soledad de sus labios inconfesos

Y de mi secreta manera de desearlo

Así pude ver los rieles del tren

En donde mi alma solía tenderse a escuchar

Cómo agonizaban los sueños aún después

De haber sido enterrados bajo tierra

O recordar

Cómo nunca pudo habitar en otros cuerpos

Cuando mi muerte la escupía. 

.

Faros de ciudades jamás habitadas

Como palabras nunca antes dichas por el corazón

En una pesadilla confusa

Se encendieron bajo mi pecho

“¿Extrañas a tu patria celeste?”

Le pregunté

Al igual que ustedes somos pájaros

O ratas que comen pájaros”

Me respondió

Mientras le servía el sexto vaso de brandy

Dentro de mi boca.  

*

(Aparece en “Generación del 2000?”, Muestra de Poesía Joven por Claroscuro)    

*

EMERGENCIAS  

Sentada

sobre un peldaño de locura

escucho el claxon de un tren

corriendo dentro de mí

a mil por infinito

los libros me enseñaron a romper la razón

en casos de emergencia

la emergencia es esta soledad

corriendo tras de mí con una hacha roja

mi corazón viendo todo detrás

de unas gafas oscuras

el vahído de la tierra atropellando a los viandantes

los viandantes atropellando los dones de la tierra

la mano del tiempo llevando un filudo garrote

flagelándome

como un ciego caballo que me derrumba

el vetusto catre del cielo

donde nada de mí ha de acostarse

la melodía del vacío tan sonora

tan turbia

encarándome

encarando esta voz tan pequeña

como los labios donde derramé

mis primeros cantos

ya no más la infancia rosada

el mundo descalzo que cabía en mis gavetas

el amor navegando como un juguete de goma

no encontraré jamás el archivo

donde guardé mi sonrisa

tan sólo estas vísceras de un aire

que ya no respiro

esta sorda verdad

donde se monta mi corriente

este verbo despeinado

contra las huestes del extravío

vida

vuelve a entrar por mis pies

sin el galope de tu música muerta

vida descósete y vuélvete a hilar

con otros hilos menos profanos

más resistentes

mientras tanto

nostalgia erguida

primitiva incolora mujer

corazón humeante

entre los fresnos de tus pulmones

mientras tanto

pluviales versos escribiéndose

aunque el horizonte y estas horas de concreto

se despeñen. 

(Aparece en “Generación del 2000?”, Muestra de Poesía Joven por Claroscuro)    

.

CIERTA TARDE ECHADA SOBRE EL CÉSPED   

Echada boca arriba sobre el césped veo

Cómo indolentes los días se escriben en la corteza del roble

Y luego se los comen los escarabajos 

.

Abro un libro

Las letras son gusanos que vuelan de las páginas

En forma de negras mariposas

(Ellas dibujan túneles Vidas de ángulos estrechos en el aire)

Ligeramente me inclino para encontrar entre los abetos

El brazo de alguien conocido o ignorado

O el dulce fulgor de una rama nueva

De improviso las manos del sol me maquillan por última vez el dorso

Y la tarde se deshilacha en veloces alfileres de agua

Sobre mis costillas 

. 

Del otro lado la ciudad

Es un hormiguero inundado por la lluvia

Imagino millones de hormigas tomando autobuses

Encadenando sus cuerpos devastados

Habitando el abismo de sus pensamientos para guarecerse

Mientras las hojas que abandonan a los tilos

Trovan sobre mi frente sus pálidas canciones

Y les confieso

Que yo también soy otra hoja

Pero caída de un árbol inexistente

. 

Ah  

Si por un instante los lirios olvidaran sus raíces

Y caminaran hasta mí

Para derramarse en mis oídos como una música materna

Hasta acá donde sólo mi silencio y los aullidos de lo verde moran

Llegan los olores de la muerte

Como un poderoso excremento del pasado 

.

“Nunca más   no retornes   nunca más

Maúlla el fantasma de un gato con los ojos de Poe

Que se pierde entre los helechos 

.

Echada sobre el césped escucho claramente

Cómo lloran los pulmones enfermos de la tierra

Mientras dos gorriones picotean las últimas plegarias

Que marzo olvidó recoger de mis bolsillos 

.

Abril viene con un bouquet de sueños imposibles

Temblando entre sus dedos

Y nadie viene a comer los frutos transparentes

Que ruedan por mis pómulos

Nadie viene a arrancar la maleza que oculta al deseo 

.

La vida sigue tosiendo crónicamente dentro de mi boca

Como las plagas carcomiendo al mustio platanal  

.

(Aparece en “19 Poetas Peruanos-Generación del 2000” por Miguel Ildefonso)   

.

Schumann  

Golpeando mansamente el viejo tambor de mi soledad

Le tarareo una pieza de Schumann a una triste muchacha

Que llora apoyada en el roble con los brazos de la muerte

Apretando sus caderas.

Ella no sabe quién fue Robert Schumann

Ni que abandonó la toga

Por criar a la música como un niño endeble

Pero apaciblemente cierra sus pequeños ojos

Descruza sus brazos agujereados

Por las intensas notas del hambre y el invierno

Resbala su cuerpo trasnochado sobre la grama húmeda

Como una gacela herida. 

.

Robert

Veo tus manos aflojándole el corazón

Fuera de sus costillas

Colocarlo en las copas del silencio

Como lo hacías con el tuyo

Te veo inventándole un nuevo nombre

A su vientre agotado

Una gama de infinito

A las facciones de su alma

Y besando

Musicalizando su dolor

Como a las calles de Leipzig. 

.

Yo

-ya de rodillas -

Le toco los labios

Componiéndole con mis dedos una música extraña

(Inocente jugueteo del misterio con las hebras del amor)

Hasta que ella

Abrazada fuertemente de su centro

Como si de un hijo perdido o

De una carta antigua se tratara

Se queda dormida.

. 

Entonces me alejo satisfecha

Sin voltear

Sin dejar de tararear Estrella

Con cada parte de su sueño dibujado  

En las paredes sucias de mis días. 

.

Ya a lo lejos nuevamente escucho

El lamento de la muchacha

Pero ahora como el rumor del ficus

Descubierto por los cuculíes

O los latidos de un hombre ahogado desde hace siglos

Devuelto con vida a la tierra. 

. 

Esa tarde

Nadie había entendido jamás su dolor

-Nuestro dolor-

Como Robert Schumann.  

.

(Aparece en “19 Poetas Peruanos-Generación del 2000” por Miguel Ildefonso)    

.

ABELIUS 

“A un personaje de ficciónque alguna vezdestruyó su propia ficción.” 

*

Un tropel de días camina desangrándose

Desnuda cabalgo sobre los fragores

De este corazón enfermo

Los personajes de mi libro

Escaparon de su jaula:

Abelius 

.

Yo pensaba que la verdadera música

Sólo brotaba de tus poros

Cuando lo único que brotaba

Era este amor tan indigente

Veo con atención todas las esquinas azules

Por donde doblaron mis sueños

El tablero ensangrentado

Donde la humanidad sigue jugando al sacrificio

Con sus peones de huracán

La felicidad se detiene

Como un pájaro amarillo sobre una antena

Y un hombre

Como tantos personajes de ficción

Que aborrecen lo bello en tus historias

Le dispara una flecha y la mata 

.

Pero yo sigo desbordándome con mis raíces

Desgarrando esta revolución

Que aprendí a crucificar en tu cabeza

Con tan sólo este par de manos

De dragones perdidos

Y esta soledad que sigo colgando a la intemperie

Para que la picoteen los cuervos

Sigo dándole a la gente los buenos días

Las buenas tardes

Y las malas noches

-No me olvido de tus buenos modales- 

.

La mentira no tiene un esqueleto

Que la sostenga

Eres el virus que seguirá causando

Todas mis enfermedades

Aunque hayas muerto

Como murieron en un foso 

Mis viejas plegarias a la luna

A los dioses sin cabeza

-Mi más terrible ficción-

Vivirás ahora en esta casa

Que he construido en mi memoria  

.

(Aparece en “19 Poetas Peruanos-Generación del 2000” por Miguel Ildefonso)   

.

Brújula dormida 

Se derrumbaron los castillos de seda

Donde el dragón era sólo un cuadro oblicuo

Cubierto con abandono en el fondo de la sala

Ahora el dragón agita su áspera cola

Su brasa se vuelve oxígeno de mi cuerpo

Y mi cuerpo oxígeno del dolor 

.

Huelo la tarde descompuesta

Que brama en el jardín

Converso con los labios robustos que se abren en el limo

Vocalizando una tóxica dulzura

Y pequeños cipreses derruidos como niños calcinados

Que la inercia descascara de sus rancios vagidos de victoria

Jamás leída    jamás lograda

Contra la oblonga llamarada del dragón 

.

Los prefiero

Su silencio es menos obsceno que la verdad

Menos tullido que la duda

Yo les hablo

Con agonía de delfín en el río

De mujer ante los pies morados de su hijo muerto

De Nietzsche ante los ojos vaciados del mundo

Mientras el dragón -pródigo de arrecifes-

De soslayo me vigila 

.

Yo converso amistosamente

Con el espasmo que explota y vuelve a nacer en mi corazón 

Hasta con el último hongo de la náusea

Mientras él engulle sin mesura 

Mares      ciudades                    

Soleadas plazuelas del tiempo

Puentes hacia la fantasmal sabiduría

Ficciones de un lenguaje mejor hablado

Desde los labios de la emancipación

Dudando si soy

Tan sólo un fantasma

O el trino del amor que aún no se fermenta 

.

Así

Cuando el flamígero colmillo del dragón asoma

Y su abdomen saciado de terror se ahueca aún insatisfecho

Y tan entusiasmado tropieza con mi hedor 

Que cree que le brotará fuego helado por las fauces

O las trasquiladas cabezas de todos los veranos

Cuando la luz me sonríe mostrándome

Su dentadura rota

Como si detrás del halo de un amor 

Se ocultara un foso

Así

Cuando todo

Todo

Hasta la tersura de mamá en el rubor del escaramujo

Se subvierte

Yo converso con lo que no tiene color

Aroma  

Destino

Ni un nombre por el cual llamarlo   

.

(Inédito)  

.

Ilustración: Galienni

http://www.galienni.com/sommaire.php3

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres