Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Ángel AUGIER

Ángel AUGIER

 *   

Ángel Augier, poeta, ensayista, periodista, investigador literario y crítico cubano nacido en Holguín en 1910.
Doctor en Ciencias Filológicas por la Universidad de La Habana, con estudios posteriores enel Instituto de Literatura Mundial Máximo Gorki de la Academia de Ciencias de Moscú, es una de las grandes figuras de la literatura cubana contemporánea.

Es miembro de Número de la Academia Cubana de la Lengua, miembro del Consejo Asesor del Centro de Estudios Martianos, miembro fundador de la Unión de Periodistas  y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba,  y presidente  de la Fundación Nicolás Guillén.  Ha sido, además, coeditor de revistas literarias cubanas y colaborador de varias publicaciones periódicas de otros países.Como conferencista invitado y como becario de la Unesco, ha viajado por numerosos países de América, Europa y Asia central. Fue condecorado con la Orden Nacional Félix Varela, de Primer Grado y obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1991.

Su obra poética se encuentra reunida en una antología publicada en 1980 y en «Todo el mar en la ola» en 1989.   

*

A LA LUZ DE TU SOMBRA CONMOVIDA...

A la luz de tu sombra conmovida
deja de escuchar a tantas voces tuyas,
me quedaré desnudo de silencio
cuando me des tu intimidad desnuda.

Los recuerdos que corren por tu sangre
Te han dejado fragante de ternura,
Fuerte eternidad estremecida
Y el color secular que te circunda.

La nostalgia se sube a tus arcadas
Para soñar el sol su ansia madura;
Mientras las ramas verdes te acarician
En el temblor henchido por la lluvia.

Para las sombras de tus corredores
Son mis palabras como sombras mudas
Que quieren saturarse de tus ecos
Y saturan tu paz de albas futuras.

Soneto al patio del Palacio Municipal de La Habana, 1937  

*

CUBA

Cuba, flotante línea suspendida
en la punta del agua sin sosiego;
llama en el centro de su propio fuego,
roja al viento la túnica encendida.

Cuba, de amor extiendes tu medida
y la sombra sepulta su astro ciego:
tu sangre, ardiente luz, es dulce riego
para alzar el tamaño de la vida.

Marítima y frutal, solar y sola,
las olas que establecen tu corola
forman, Cuba, coraza a tu alegría.

Y en tu carrera de canción y espuma
deslumbra a la mirada entre la bruma
el fulgor con que en ti florece el día.
   

*

EL MAR

Se ha caído al suelo el Mar. Difícil
recogerlo, alzarlo, ayudarle.
La masa espesa se mece y se deshace en espuma,
en olas; se contrae y distiende, se agita y calma,
se enfurece y desborda como en inútil esfuerzo por levantarse.
La espesa masa no descansa: moja, hunde, ahoga;
su corrosivo hálito de salitre, esa onda salada y húmeda,
está ahí siempre incansable, y el espumoso oleaje de gelatina,
azogue, agua. Se ha caído al suelo el Mar.
Y es difícil asirlo, levantarlo.
Quizás sea preferible dejarlo donde está,
hasta que pueda alzarse por sí solo.
O hasta cuando lentamente se deseque por cansancio.
O por aburrimiento.
  

*

A leer sobre Ángel Augier:

http://www.cubaliteraria.com/autor/angel_augier/index.html

http://www.trabajadores.cubaweb.cu/2006/enero/30/cultura/homenaje.htm 

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres