Blogia
Revista Literaria AZUL@RTE

Jorge BOUSOÑO GONZÁLEZ

Jorge BOUSOÑO GONZÁLEZ

 *

*                                                                   
SINFONÍA URBANA, 2005
(homenaje a Rubén Martínez Villena)

*
01 - OBERTURA AMANECERES [CRESCENDO MATINAL]


La mañana duerme tranquila
porque sabe despertar
con los pinceles del alba.Sonidos, ajetreo…

La mañana corre insaciable
devorando toda calma,
estudia, trabaja,
sin pensar nunca en descanso;
pero cuando llega de amor
con velo de luces filtradas entre nubes
y lluvia de pétalos sedientos,
¡ay mañana!, ¿a dónde vas?
cenicienta del mediodía.

La mañana se cobija satisfecha
confiada en su despertar
de nueva aurora: esperanza.

**
 
02 - DESPIERTA DORMILONA [ANDANTE MERIDIANO] 

Despierta dormilona

ya hace más que mucho

que las nanas rimaron su mejor regazo

y, ahora los pájaros cantores

están convirtiendo albas en cielos

los ríos andan lavándose la cara para partir

como siempre, al día a día

los árboles, risueños afinan cuerdas

para comenzar la sinfonía de los vientos

todo esto lo estas perdiendo estás perdiendo

cuanto regalo de Dios en su mañana de cánticos,

de reposo y sosiego hasta se me olvidaba

que nada de esto anda hoy por mi cielo

dentro del tormentoso misterio

en el que apretamos alertas y esperas

despierta dormilona

no te recrees más en el tibio y suave manjar

a sábanas y plumas

que esa almohada es mía…

**
  
03 - TRAJE INCONCLUSO A LA MEDIDA DEL TIEMPO 
[
ALLEGRO VESPERTINO]

Cuando el filo refresque auroras
tal vez emerja tanto deseo colapsado
que irrita
que quema
que pone en constante reto
al bazar racional.

El paso sobre el parque de capullos rentados,
allí donde convergen hacia eje central
la cara fresca del azar,
el veneno picaresco,
y las miserias de la tarde.

Al instante soy ajeno.

Aprieto brazos contra pecho
para proseguir con tanto deseo ardiente
que irrita
que quema
que me pone en constante reto
dentro del bazar racional.

Siempre ha de haber alguien
para retener la esencia
y arrullar el éxtasis.

*

*
  
04 - ABRAZANDO LA CIUDAD [MORENDO NOCTURNO] 

*
El silencio va lentamente abrazando la ciudad
después que la lujuria y los deseos
aplacan su llama y cruzan
por su reposo reparadorluego
-al doblar el amanecer-
volverás algarabía
en mezcla con mis sueños…
 

**
 
YA SE QUE NO VAN A LEER

*
Una estela de penas va quedando
como bisel de nube en el ocasoya sé que no van a leer
porque lo distinto asustael mismo método
razones diversas
[siempre habrá alguien por excomulgar]

así se ha forjado la historia [diente a diente]
para llenar esta rueda imposible de detener
ni de cambiar autoreshoy, mañana, no sé:
la injusticia anda de antorcha
encandilando el horizonte, pero
verdad y amor también pueden llegar
de manos de un desconocidosólo basta con desempolvar
con rasgarse la incertidumbre
dentro de los ojoslas huellas están ahí…

en la estela de penas que va quedando
como bisel de nube en el ocaso.

*

* 
 
MI PRIVILEGIO

*
Imposible no saltar,
conquistas atmósfera toda
develándote una vez más.

Dulce, ¡Oh María!, Loynaz
de tu castillo refugia sueños,
 
mariposa 
-atada más a su pureza y fragancia
que por el verde candil-vuelas
-pese a todo-de ventanas
a venas de mí…

a él
y te diseminas…
repollos a prima hora.

Aunque descanse yo
en las páginas de tu jardín
aunque me siente a escuchar de mis ojos
tu inminente despedida
cual gallardo infante,
aunque rebase tanta solfa hecha verso,
tengo más:
tengo el privilegio de tu rostro
de tu voz.

*

*                                                    
  
SI VAS A VENIR

*
“Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…”
Dulce María Loynaz

 *
Cuando llegues a mi
sacúdete el camino,
con el polvo
deja el mundo como lo conoces
y sé tú,
sólo tú desde el infinito
obra y gracia
natura espontánea.

Cuando vengas a mí
olvídate de eslóganes,
de azules príncipes,
de credos y estereotipos,
de lujurias y enajenados.

Si vas a venir a mi
palpita en tu mano
el sosiego de la risa y el llanto,
el valor de Alicia. 

*

* 
HE QUERIDO VERTE

*
He querido verte:
callado anda el día
y tú
oculta detrás del tiempo.

¿Recuerdas que tus rayos
ardientes, únicos
quedaron presos en mi piel?

¿Recuerdas que tu ternura
íntima de mar
quedó coqueteando mis albas?

He querido verte
y veo cada nube,
cada rosa que custodia su jardín,
siete colores de prisma natural.

He querido verte
y por más
ni paz, ni amor,
nada…

*

* 
 
QUE DIFICIL

*
Que difícil jugar al tiempo después de conocerte.

Respirar profundo como manecillas de reloj
para no salir corriendo tras de ti
sin marcar los segundos.

Enfrentarte sueño dorado, azul, verde,
y quedar ahí,
entre las ansias y el miedo de espantarte,
extasiado cara con cara,
idea con idea;
sin estirar el brazo para palparte,
para decirme:
¡ Es Real !

Que difícil cautivar esperas.

*

*
SOLO

* 

Despierto,
enciendo un cigarrillo
y con el humo invado el aire circundante
como si continuara los sueños,
salgo a la calle
la gente me sobrepasa en varias direcciones,
pido permiso entre esos
invariablemente aferrados
a su posición en el ómnibus,
trabajo,
oigo esa canción
rápida, estrepitosa, decidida,
estudio,
corro tras otro ómnibus que quiere dejarme,
me aseo, ceno
miro varias veces el teléfono
sombrío, triste, silencioso,
veo un musical, un film,
me entrego a esa cama portadora de recuerdos
sueño,
así pasan día o noche
contraponiéndose una al otro,
y todo el tiempo tú,
sin ti.

*

*
  
PLAZA DE MI HABANA ANCESTRAL

a Eusebio Leal Spengler

*
A esta fiesta de natura extrapolada
llegan Obispo y Baratillo,
los Oficios y la tímida Enna,
O’Reilly y Tacón
-no precisamente de la ardiente flamenca-.

Alfombras tejidas en piedra,
rejas y vitrales que pierden sus catedrales
después de danzar por siglos
en nostalgias, alegrías y sosiego,
estrellas colgadas de cada cielo,
paraísos saludando tu cortejo principal.

Contigo el descubridor y sus Capitanes Generales,
el Segundo Cabo y Santa Isabel,
el templete y su venerada Ceiba,
la altanera Giraldilla coronando la Real Fuerza,
y si te sorprende el suspiro
de un buque en pos del descanso
allá, a lo lejos, nuestro padre redentor
vela sus mandamientos.

¡Vaya brindis con quietud, brisa,
y trinos de lenguas y trópico
abrazándome al instante
en mi nube de mármol!

*

Ilustración : Gary Shead  http://www.fallsgallery.com.au/  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres